Se trata de recipientes metálicos tronco piramidales o prismáticos con fondo piramidal, o cilindros con fondo cónico, habitualmente con patas o estructura. En el vértice inferior lleva una válvula para su vaciado. Los volúmenes pueden variar enormemente.
Son usados para alojar polvos o gránulos o pastas que puedan fluir, en general para depósito transitorio o permanente.