Recipientes aptos para alojar líquidos, pastas, suspensiones, polvos o gránulos de geometría y volumen infinitamente variable en cuanto a su diseño. La geometría más frecuente son cilíndricos verticales, horizontales o prismáticos. Poseen descarga con válvula, a veces venteo y nuestra provisión se limita a los realizados en acero inoxidable.